Publicaciones etiquetadas ‘mantenimiento’

Estos son los errores que cometes cuando limpias y no lo sabes

Limpiar la casa no es una tarea complicada, pero sí requiere de una metodología. Como se suele decir, “cada maestrillo tiene su librillo” y a cada uno le funcionan unos u otros procedimientos. Al final, cómo limpiemos nuestra casa depende de cómo sea esta -si más grande o más pequeña-, de nuestras rutinas y horarios de trabajo, del tipo de superficies que tengamos… Siempre os recomendamos que acudáis a expertos parea garantizar el mejor cuidado y mantenimiento de vuestro hogar (comunidad, local, oficina, etc.). No obstante, en nuestro blog os dejamos algunos consejos que os pueden ser muy útiles. Hoy hablaremos de errores que cometemos y de los que no somos conscientes. En primer lugar, y aunque obvio, debemos empezar por saber elegir qué productos utilizar. Aquí entra en juego el plumero, muy recurrente por la cantidad importante de tiempo que ahorra. Es recomendable para determinadas superficies u objetos -por ejemplo, las persianas- o para mantener durante la semana lo que limpiamos durante el fin de semana con más tiempo; pero también hay que tener en cuenta que solo retira las partículas de polvo, no limpia (desinfecta, quita manchas, etc.). Además, a la hora de quitar el polvo, lo que se hace más bien es esparcir las partículas por el espacio. Una buena alternativa es emplear bayetas de microfibra. Humecederlas con un poco de agua es suficiente cuando no hay manchas que eliminar. No es tan rápido como el plumero pero es mucho más efectivo a la hora de retirar el polvo. Si necesitas utilizar algún limpiador, ten en cuenta el material sobre el que trabajas. Aunque un “multiusos” genérico es más rentable económicamente, a veces es aconsejable utilizar productos más específicos. No se trata solo de eliminar polvo o manchas, sino de mantener la superficie brillante y cuidada. Siguiendo con esto, siempre es mejor echar el producto sobre la bayeta o trapo y de ahí limpiar el mueble en cuestión en lugar de rociarlo directamente con el limpiador. Te recomendamos además que no utilices el mismo trapo para todo, sino que distingas por superficies o producto. También es una cuestión de higiene, ya que utilizar la misma bayeta para la encimera de la cocina que para limpiar el baño no es muy recomendable. Y atiende a este punto: los trapos, como la ropa, también necesitan que los laves. Es conveniente que de manera periódica pongas una lavadora solo con lo que utilices para limpiar la casa. No limpiar la aspiradora de manera frecuente es también un error muy común. Solemos desatender esto y muchas veces no es por no considerarlo, sino por pereza. Sin embargo es muy importante, no solo por la obviedad de que no estamos limpiando igual, también porque la aspiradora puede verse dañada por esto. Ocuparse de la limpieza de los filtros es fundamental para que la capacidad de succión de tu aspiradora no se vea reducida. Si no se limpian, al final no estarás aspirando nada, solo repartiendo polvo por toda la casa, lo que resultará contraproducente para ti. Otros dos descuidos habituales es desatender el fregadero y las ventanas. Aunque cada uno tiene su rutina de limpieza específica, en ambos casos la clave es emplear los productos adecuados para ello. En el caso del fregadero el objetivo es evitar que el desagüe se atasque. Para las ventanas es recomendable acudir a expertos. En caso de no ser posible, sí sería adecuado invertir en productos más profesionales. La clave para no dejar marcas o huellas es emplear la bayeta adecuada, como las de microfibra específicas para vidrio.  En último lugar -y nunca por ello menos importante- estaría atender a la escobilla del baño. Aunque es una cuestión de hábito más que de limpieza en sí, solemos dejar la escobilla de nuevo en su sitio cuando esta está húmeda, por lo que la humedad y los gérmenes quedan atrapados en el recipiente y el cepillo, donde se reproducen y multiplican. Si bien es verdad que dejar que se seque es lo ideal, esto muchas veces no es posible. Es recomendable entonces tener desinfectante en el recipiente y, a la hora de limpiar nuestro baño de forma habitual, limpiar también la escobilla.                    

Consejos para limpiar tus alfombras y moquetas

Mantener en perfecto estado nuestras alfombras y moquetas es posible. Al ser fabricadas de materiales resistentes, su conservación no es una tarea muy ardua, pero sí es conveniente tener en cuenta una serie de aspectos y consejos que nos harán la misma mucho más fácil.             En primer lugar, debes tener cuidado con los muebles, pues acaban marcándolas por el peso y en algunos casos pueden incluso llegar a deformarse. Si vas moviendo con frecuencia la alfombra (girándola o cambiando su orientación), conseguirás paliar este efecto. En segundo lugar, atiende al polvo, y ya no solo por una cuestión de limpieza, sino también de salud. Muchas veces parece que la alfombra no está sucia ya que no se ve, pero estas son un gran cúmulo de polvo y ácaros. Aspirarlas con frecuencia es importante para que las fibras no se apelmacen y esté siempre suave. Si tienes mascota, también debes hacerlo con continuidad, especialmente con aquellas que suelten pelo. El punto del aspirador es importante, pues si se abusa del uso del cepillo l alfombra puede llegar a dañarse.
 
  Para hacer frente al desgaste que genera su uso o la luz solar y que implica una pérdida de color, puedes reavivarlo utilizando una mezcla de agua con sal (frotando con un cepillo después para recoger los restos) o utilizando un paño impregnado con vinagre de alcohol caliente ente otros muchos consejos “caseros”.  Para el mal olor, la mejor opción es el bicarbonato (esparcir por la superficie y, una vez haya actuado, recogerlo con la aspiradora), ya que no dañará las fibras. Con las manchas, lo mejor es actuar lo más rápido posible con papel absorbente. Después, cada mancha requerirá un tratamiento distinto, pero es aconsejable emplear jabón neutro y agua caliente (cuanto más seco podamos usar el paño, mejor) o un quitamanchas específico para este tipo de materiales. Recuerda secarla después para evitar que coja humedad, ya que eso también puede dañarlas. Si eres de los que guarda la alfombra en épocas de verano, te recomendamos que la guardes limpia y enrollada para impedir que se deforme. Si lo haces con papel de periódico, esquivarás además que esta coja humedad y, por tanto, que se formen ácaros. Guardarla en una funda de tela también es una buena opción.       En cualquier caso, antes de proceder a una la limpieza más específica de una alfombra o moqueta infórmate sobre las cualidades de su material para dar con la forma más adecuada de llevarla a cabo sin dañarla. Si tienes dudas, recurre a un profesional.    

 

Esto es lo que necesitas saber para limpiar tus persianas

Si no se limpian con la frecuencia suficiente, las persianas pueden dañarse. Aquí puedes encontrar algunos consejos básicos para el mantenimiento de las mismas. En primer lugar, es importante que las protejas de la luz solar para evitar su posterior reparación. Respecto a la limpieza, es mejor quitar el polvo usando una aspiradora. Si se va a utilizar bayeta o esponja, es aconsejable no utilizar productos agresivos. Mejor agua caliente y un poco de jabón neutro. El lavavajillas también es una buena opción. Emplear otro tipo de sustancias, como pueden ser disolventes, puede dañar el revestimiento de la misma. En esta línea, es mejor pasar suavemente la esponja, evitando frotar.
Si la persiana que se quiere limpiar es de aluminio, de interior, con pasar un plumero por las lamas será suficiente. Como anteriormente, no es conveniente utilizar ningún otro producto -más allá de agua- que pueda dañar el aluminio (persiana veneciana).
En el caso de que la persiana sea de madera, también se recomienda utilizar plumero o aspiradora. En este caso, es especialmente importante evitar disolventes.
Si la persiana tiene manchas que no pueden eliminarse con agua y jabón, se puede utilizar un poco de detergente. En cualquier caso, siempre habrá que valorar ante qué tipo de material nos encontramos. Además, si la persiana es de exterior, es importante no descuidar la limpieza del tambor. Aquí se suele acumular mucho polvo. Si además la persiana es automática, esto es de vital importancia para evitar que el motor se atasque.

Consejos rápidos de limpieza

¡Buenos días a todos y a todas! Hoy os traemos una lista de consejos fácilisimos para mejorar la limpieza de tu hogar.  
  • Tira de la cadena del inodoro con la tapa bajada: está comprobado que las aguas del inodoro con sus correspondientes bacterias pueden saltar hasta 4 metros, contaminando toallas, suelo, o incluso cepillo de dientes.
 
  • Utiliza el desodorante un rato largo después de ducharte, así tus axilas no estarán húmedas y el desodorante cumplirá totalmente su función. Si aplicas el desodorante antes de dormir, este contará con 8 horas para  neutralizar el origen del mal olor.
 
  •  Elimina las pelusas, pelos…  de tus alfombras con una raqueta de limpiar cristales. Pásala varias veces por la alfombra y estará impecable.
 
  • Lava el suelo con agua muy caliente para que se seque mucho más rápido.
 
  • Limpia los cristales de las ventana o los espejos cuando no les de directamente la luz del sol.
 
  • Echa el suavizante directamente en el tambor: si lo pones en su dosificador encima de la ropa antes de que salga el agua, la ropa saldrá de la lavadora con mucho más olor que poniéndolo en el cajón.
 
  • Plancha los edredones directamente en la cama: así los edredones quedan mucho mejor y ahorrarás muchísimo tiempo.
 
  • Utiliza el slime de los peques para limpiar teclados, pizarras…
 
  • Pasta de dientes para los faros del coche: quedarán limpísimos y ademas mejoraras tu seguridad.
 
  • Limpia la plata hirviendo una bola de papel de aluminio y bicarbonato: las joyas quedarán mucho más brillantes como nuevas.
 
  • Zapatillas impermeables: frota una vela con las zapatillas y luego pásalas calor con el secador, la cera se derretirá y tus zapatillas serán impermeables.
  Esperamos que os haya servido y aprendáis con nosotros. ¡Dejadnos vuestros trucos en comentarios!. Contacta con nosotros llamando al 91 693 95 94 o través de nuestra Página web.

Piscinas comunitarias privadas

Piscinas comunitarias privadas   Muchas comunidades de vecinos en la Comunidad de Madrid disponen de piscina de verano para sus vecinos. Aunque sea algo privado para uso de los inquilinos y propietarios de la finca, tienen que cumplir una serie de normas para garantizar la seguridad de los bañistas. Asimismo, los usuarios deben someterse también a unas obligaciones, para asegurar el buen uso entre todos.

Normas de funcionamiento

Estas normas se aplican a las piscinas de comunidades de vecinos de más de 30 viviendas, que estén ubicadas en la Comunidad de Madrid.
Gestoría asesoría en leganes grupo em gestión Inmobiliarias en leganés grupo em Gestoría de vehículos en leganes. Transferencias de Vehículos Empresas de Construcción y Reformas Quórum 2000 Construcción esolver CB Villa de Leganés LGN Noticias LGN Radio Qdr Comunicación Lega Integra Esto es atleti